Etimológicamente el significado de “motivación” es literalmente “movimiento”, o podríamos decir, “llevar a la acción”, la cual puede requerir de un conjunto procesos, los cuales tenderán a estimular dicha acción orientándola hacia el logro de objetivos.

Este movimiento o impulso del que se desprende la motivación tiende tanto  a dar comienzo, como mantener y dirigir conductas individuales o grupales en general.

Motivación y voluntad son dos términos que bien pueden asociarse desde el punto de vista, en el que uno es el comienzo del otro y viceversa, ya que  ambos tienden a estimular hacia un esfuerzo, que lleve implícito la búsqueda de la satisfacción, originada por un necesidad definida.

Así la motivación puede tener distintos grados o niveles en función de la necesidad que la despierte o la anule, pero puntualmente en lo que respecta al ámbito laboral, su orientación tiene una sola dirección y es la de cumplir con los objetivos fijados dentro de la estructura organizacional, para alcanzar las metas previamente establecidas en una empresa.

Sus alcances y formas se irán manifestando o moldeando en función de las distintas etapas que la estrategia adoptada vaya marcando dentro del desarrollo de la empresa, pero sin apartarse de la meta por la cual fue constituida.

Tagged with:
 

Leave a Reply

Busqueda de Artículos

Usa el formulario de busqueda:


Aún no encuentras lo que buscas? Dejanos un comentario en un artículo y contactaremos contigo!

Lectores

Gracias por seguir los artículos de CanguroRico.com. Puedes suscribirte por RSS en RSS feed.