nuestro-blog-nuestra-casa.jpg

Bien, vamos a empezar por el principio. Imaginaos que yo soy un usuario de Internet, que lee blogs habitualmente de los temas que me interesan: Tecnología, deportes, coches, sexo. Y muchas veces piensa… Pues vaya tonterias que escriben estos, o este tio no tiene ni idea de lo que habla… Si yo tuviera un blog les daría mil vueltas. Yo se mucho más sobre ese tema… Bueno de sexo no, pero si de los otros. Yo puedo hacerlo mejor! Así que decido comenzar mi blog.

Quizá no siempre lo pensemos, pero lanzar un blog requiere un trabajo, un esfuerzo que si se realiza sobre una mala base, puede suponernos pérdida de tiempo y dinero en un futuro. Al fin y al cabo vamos a invertir nuestro tiempo en escribirlo. Mejor dicho, vamos a realizar una inversión en contenidos. Así que es muy recomendable dedicarle una reflexión a los puntos clave para luego no arrepentirnos. Nuestra casa es el blog y ¿A alguién se le ocurriría construir su casa sobre arenas movedizas? ¿O en primera linea de playa? En España a nadie desde luego. Unos buenos cimientos como véis son esenciales

Antes de empezar tenemos que hacernos una serie de preguntas:

¿Me veo escribiendo blogs durante un largo período de tiempo? ¿Cuál es el objetivo principal de mi blog?¿Es más un hobby o puede tener aplicaciones profesionales? ¿Preveo poner anuncios en mi blog?

Plataforma: ¿qué plataforma vamos a utilizar para publicar el blog? ¿Gratuita, de pago? Hoy en día la mayoría de gestores de blogs gratuitos ofrecen todo lo que necesitamos, por lo que aquí está claro que WordPress, Joomla, o incluso Blogger pueden ser una opción perfecta.

Quizá el punto más importante sea el del alojamiento. Muchas veces elegimos Blogger o los blogs gratuitos de WordPress.com porque nos ofrecen sistema, dominio, alojamiento y facilidad de creación del diseño con sus plantillas prediseñadas. Sin embargo a la larga puede salirnos caro si queremos realizar modificaciones, integrar funcionalidades, expandir el proyecto, venderlo o simplemente colocar publicidad.

Un consejo que siempre dan los más veteranos es que: “Si crees que tu blog va a tener una mínima continuidad, lo mejor es invertir un poco al principio en tu propio dominio y servidor, que no te cierre las puertas en un futuro”

En este punto me gustaría comentar una experiencia que tuve.

En Blogsfarm, mi empresa de blogs, tuvimos la oportunidad de comprar un blog hace unos meses. Era un blog muy interesante, de una temática que encajaba muy bien en la red, y que tenía una audiencia importante de casi medio millón de páginas vistas

Cuando contactamos con sus propietarios, les pareció muy buena idea, ya que la compra les suponía a ellos una forma de rentabilizar ese tiempo que habían invertido en crear el blog.

El caso es que al final no pudo llevarse a cabo la transacción. ¿Por qué?

Bien, este blog estaba alojado en los sistemas de creación gratuita de blogs de wordpress.com. Debido a que nosotros no somos propietarios de los ficheros ni tenemos acceso a ellos, nos iba a ser imposible integrar ese proyecto en nuestra web, ni siquiera agregar publicidad.

Cuando le comunicamos esto a los propietarios se sintieron un poco frustrados, ya que vieron que todo ese trabajo de años generando contenido de calidad, creando una comunidad de lectores y comentaristas, posicionando en Google… se había visto un poco devaluado por no haber elegido desde un principio una buena base

 

Leave a Reply

Busqueda de Artículos

Usa el formulario de busqueda:


Aún no encuentras lo que buscas? Dejanos un comentario en un artículo y contactaremos contigo!

Lectores

Gracias por seguir los artículos de CanguroRico.com. Puedes suscribirte por RSS en RSS feed.