El trabajo puede considerarse como la aplicación de las capacidades creativas humanas, que reúnen los aspectos físicos e intelectuales, para el logro de un fin determinado.

La etimología de su nombre tiene un origen latino, “tripalium” o “tres palos”, este era el nombre de un instrumento medieval para infligir dolor, de aquí su relación con la palabra sacrificio, este vocablo derivó en el castellano antiguo a la palabra “trebejare”, y así llega a nuestros días como “trabajo”.

El trabajo asalariado comienza mediados del siglo XIX, cuando es abolida la esclavitud o considerada ilegal y a traviesa por distintos procesos hasta alcanzar su concepto actual, que simboliza a toda actividad productiva que realizan los individuos por un precio o remuneración a cambio.

Esta remuneración o precio del trabajo se establece en función de la existencia de un mercado del mismo y de las reglamentaciones o contratos preestablecidos tanto en forma individual o colectiva, derivando en una actividad licita cuya realización se traduce en un bienestar mutuo.

Desde el enfoque económico es considerado como uno de los tres factores que conforman la producción, ligado a la tierra y el capital, o toda actividad aplicada sobre una materia prima y realizada por el hombre con la finalidad de producir bienes o servicios.

Tagged with:
 

Leave a Reply

Busqueda de Artículos

Usa el formulario de busqueda:


Aún no encuentras lo que buscas? Dejanos un comentario en un artículo y contactaremos contigo!

Lectores

Gracias por seguir los artículos de CanguroRico.com. Puedes suscribirte por RSS en RSS feed.