Desde mi asistencia a Singularity University, he intentado aplicar y analizar algunos de los conocimientos que adquirí para ver las tendencias y ventajas que puedo obtener en areas de negocio a las que ya me dedicaba.

Uno de los sectores donde más me he movido ha sido el Digital Media. Todo aquello relacionado con la publicación y monetización de contenidos online. Así tanto en Tendenzias Media SL (Antiguo Blogsfarm) o FinancialRed hemos trabajado durante más de 10 años con periodistas, SEOs, expertos en marketing online, agencias de publicidad, clientes directos…

Google. La Inteligencia Artificial que lee

 

Y en todo este entorno existía un actor muy especial: Google.

Google es una inteligencia artificial que se dedica a ordenar y clasificar el contenido mundial. Intentando detectar cual es más relevante para el usuario.

La guerra de las empresas de contenidos contra esta inteligencia artificial, siempre ha consistido en engañar convencer a Google de que nuestro contenido es el mejor.

Google, fundada en 1998, es un adolescente llegando a su mayoría de edad. En la década del 2000, cuando era tan sólo un bebé o un niño, era muy fácil engañar convencer a Google de que nuestras webs eran relevantes. Conseguíamos enlaces, creábamos múltiples webs, traducíamos automáticamente contenidos, “espineabamos“, o símplemente generábamos contenidos a base de plantillas predefinidas. Google se lo creía, y ahí estábamos nosotros ganando dinero fácilmente utilizando pequeños robots, sin prácticamente inteligencia que realizaban estos algoritmos con una pequeña base de conocimiento. Nuestros robots, complementados con cierto trabajo humano, conseguían “ser más listos” que el pequeño bebé Google.

Sin embargo, el cerebro de Google ha crecido. Su Inteligencia Artificial ha sufrido grandes evoluciones y cada vez es más inteligente y más rápida. Hay gente que incluso ha tirado la toalla y cree que la única forma de engañar convencer a Google es escribiendo contenido real creado por humanos, o contratando humanos que escriban ese contenido.

Sin embargo, la tarea humana de escribir es escalable hasta cierto punto, y desde luego no es exponencial. Entonces ¿Cómo podremos escribir contenido de forma masiva sin incurrir en enormes gastos contratando periodistas?

Hay empresas que han intentado superar esta barrera haciendo que los propios usuarios creen contenidos y los viralicen: Medium, BuzzFeed o incluso Meneame son ejemplos. Pero no son empresas reales de contenidos. Más bien serían plataformas.

¿Se puede entonces ir más allá? Las Inteligencias Artificiales que escriben

 

Todos hemos realizado experimentos de robots en el pasado que extraen contenido de fuentes y escriben sobre él mismo con diferentes parámetros, cierta semántica y con inserciones traducidas/espineadas. Sin embargo, Google ha crecido y nos detecta en un abrir y cerrar de ojos.

¿Se puede llegar más allá? ¿Es posible crear una Inteligencia Artificial que escriba igual o mejor que un humano y que no se note la diferencia? ¿Puede este tipo de inteligencia pasar un test de Touring periodístico? ¿Puede este tipo de tecnología engañar convencer a Google?

Pues bien. Ya ha ocurrido.

Una inteligencia artificial ha escrito recientemente una novela corta y ha pasado la primera ronda clasificatoria del premio literario: Nikkei Hoshi Shinichi
 
Tal y como reporta el medio Futurism, es la primera vez en la historia de la literatura que un premio recibe candidaturas de inteligencias artificiales. De las 1450 candidaturas recibidas, al parecer 11 de ellas han sido escritas por no-humanos.
roboperiodismo

El Roboperiodismo ya está ocurriendo.

Pero esto no es algo nuevo, de verdad. La empresa americana Narrative Science, lleva haciendo esto ya 6 años, y ha alcanzado niveles muy altos de redacción mediante Inteligencias Artificiales. Es lo que se conoce en inglés como Robojournalism: Roboperiodismo y Roboescritores; y ya existen un gran número de medios han reportado contratar los servicios de este tipo como Los Angeles Times.
Las historias que están empezando a redactar y publicar Inteligencias Artificiales como Narrative Science, son aquellas que resultan de describir datos financieros (Describir una jornada de bolsa), informes médicos (Describir un análisis de Sangre) o incluso retransmitir un evento deportivo (Al fin y al cabo en los videojuegos se lleva haciendo mucho tiempo).
Muchos periodistas en Estados Unidos han empezado a quejarse, al igual que los Taxistas lo hicieron cuando Uber empezó a operar. (Y en el futuro ocurrirá como en esta noticia Inventada: Conductores de Uber bloquean calles de París en protesta por vehículos sin conductor de Google). Sin embargo, aún no verán amenazado a corto plazo su trabajo en artículos de opinión, análisis profundo, etc.
Las inteligencias Artificiales primero sustituirán a periodistas en aquellos textos de descripción de la realidad:
  • Cámaras en el congreso de los diputados que identifiquen las caras de los ponentes, capten lo que dicen por audio y lo transcriban a texto. Clasifiquen la temática y comparen las aseveraciones con registros del pasado suyos y de otros. De ahí obtendrán en tiempo real estadísticas de mentiras, cumplimiento, intervenciones, etc, y por tanto sus descripciones serán más ricas y precisas que las de un periodista que esté comentando en ese momento.
  • Inteligencias Artificiales que describan partidos de futbol, etc. “El balón se mueve del jugador 19 al jugador 8 a velocidad 7 km/h. Acto seguido sale con trayectoria 17º a la portería e impacta en el larguero a 9 cm del vértice deformando el esférico un 9% y provocando un efecto en posteriores desplazamientos del 17% más”
  • Drones que vuelen en territorios en conflicto y graben y describan las guerras de… Drones.

De esta forma esta primera capa de descripción será una herramienta más para el periodista que usará esta información para redactar un texto humano. No sabemos si será mejor o peor, pero será humano, y a los humanos es posible que les sigan gustando los textos con certificado “humano 100%” aunque no sepan diferenciarlos.

Proyecto de Roboperiodismo

 

Como podéis ver, es un campo que me apasiona. Como todo lo relacionado con inversiones a largo plazo, tecnologías futuras y futuro del trabajo.

Estoy desarrollando junto con algunos socios un proyecto de Investigación y Explotación de Roboperiodismo. Estamos en contacto con Singularity University y el departamento de Sistemas Inteligentes de la Universidad Politécnica de Madrid para el área Ingenieros Especializados.

La empresa que alberga el proyecto tiene como objetivo desarrollar el Roboperiodismo en castellano principalmente  y también en otros idiomas y generar negocio con él mismo a base de sus Inteligencias Artificials y Robots.

Si estás interesado en Invertir y unirte a nosotros. Aún estás a tiempo. Puedes escribirme a gruiz[@]tendenzias.com

 

Leave a Reply

Busqueda de Artículos

Usa el formulario de busqueda:


Aún no encuentras lo que buscas? Dejanos un comentario en un artículo y contactaremos contigo!

Lectores

Gracias por seguir los artículos de CanguroRico.com. Puedes suscribirte por RSS en RSS feed.