El Mundo Actual tiene unas reglas, unas leyes, unos procedimientos y unas relaciones. E Individuos. El Mundo es Economía y por eso me encanta. Porque es la ciencia que “estudia cómo los individuos o las sociedades usan o manejan los escasos recursos para satisfacer sus necesidades

Y aquí empieza todo.

¿Es un problema el paro? ¿Es un problema el desempleo? ¿Es un problema el calentamiento global? ¿Es un problema la desigualdad? ¿Es un problema la pobreza? ¿Es un problema la singularidad? ¿Es un problema el transhumanismo?

¿Que es un problema?

Me gusta mucho esta definición de la RAE: “Conjunto de hechos o circunstancias que dificultan la consecución de algún fin“.

Es decir para que exista un problema necesitamos:

  • Hechos -> Parte objetiva (Alguien puede inventarse un problema, pero existiría el hecho de que esa persona inventa un problema, que a su vez es un hecho objetivo)
  • Querer conseguir algún fin -> Parte subjetiva

Es decir, un problema es algo que impide a un Individuo o sociedad conseguir algún fin. De ahí podemos hablar de problemas individuales o problemas “colectivos”, donde un grupo de individuos en consenso, o en su mayoría (democrática por ejemplo) considera que hay que conseguir un fin. Esta decisión por tanto es subjetiva y depende de muchos factores. Pero es subjetiva. Os voy a poner unos ejemplos de problemas que podéis identificar en boca de algunas personas (no necesariamente mios):

  • Es un problema para mi quedarme sin trabajo, porque mi fin es conseguir dinero a través del trabajo.
  • Es un problema para mi que haya mucho desempleo, porque soy el presidente del gobierno: La gente se va a quejar, y no me apetece esforzarme es solucionar esa cuestión. Pero me incomoda que me insulten por ello. Mi fin es el prestigio.
  • Es un problema el calentamiento global porque puede llegar a destruir el planeta tal y como lo conozco y mi fin es preservarlo para generaciones futuras tal y como lo encontré .
  • Es un problema la desigualdad porque provoca que haya gente muy rica y que haya gente que viva sin llegar a disfrutar de los derechos humanos que mi sociedad ha consensuado como requisitos mínimos. Esto me avergüenza profundamente como ser humano, me hace sentir mal y me resulta intolerable.
  • Es un problema la pobreza de ciertos colectivos porque me molesta que deambulen cerca de donde vivo, lo cual me causa inseguridad y me hace sentir mal mientras yo disfruto de mis privilegios.
  • Es un problema la singularidad y los avances cientifico-tecnológicos hacia el transhumanismo, porque me parece aberrante que se pierda la esencia del ser humano y se intente mejorar de forma artificial capacidades que han surgido tras una evolución de millones de años. No quiero vivir en una sociedad inmortal, de pensamiento ubicuo y distribuido.

Todos estos problemas, para otros individuos pueden no serlo. Incluso pueden ser soluciones o la forma en la que quieren vivir. Incluso la destrucción de la humanidad puede ser algo bueno para la Tierra, los bosques, u otras sociedades de individuos terrestres o no, con mayor o menor inteligencia: Delfines, Extraterrestres, etc

Por todo ello, me resulta asombroso el análisis y estudio del comportamiento de individuos de diferentes sociedades, etnias, países… de sus decisiones, de lo que cada uno considera un problema, forma de vida ideal para él y para el mundo. Me parece asombroso cuando alguien opina sobre algún asunto, de lo claras que tienen algunas decisiones o de como deberían funcionar algunos aspectos del mundo.

Siempre tengo muchas dudas acerca de casi todo y me cuesta mucho opinar con un argumento que defienda al 100%. Soy muy influenciable por las opiniones de otras personas y normalmente en una conversación suelo llevar la contraria a mi interlocutor. Hacerle ver el punto opuesto. Quizá como un ejercicio de rebeldía, provocación o irreverencia, que me haga entender los valores o convicciones profundas que le han llevado a tomar esa decisión. A veces me pregunto si carezco de valores.

Desde luego hay muchas personas cuyos valores éticos son claros, firmes e inamovibles. Valores, vistos como aquellas propiedades de acciones u objetos que consideramos más o menos importantes. Me resultan deleitantes y admirables aquellas personas que tienen tan claros sus valores.

Bueno, me estoy yendo por las ramas.

Todo esta reflexión surge del eterno debate en el que suelo entrar acerca del fenómeno de la desaparición del trabajo y la renta basica universal, globalización, la evolución tecnológica que nos acerca a la singularidad, la evolución social y los cambios que producen la tecnología en los humanos,  Me encanta analizar los argumentos de defensores y detractores. Sobre todo cuando son expertos en medicina o economia.

Pero finalmente me he querido meter en el debate online por los artículos de Juan Macias ¿Debe el gobierno intervenir contra Amazon? y ¿Sale rentable contratar a un programador español?

Me encanta el enfoque que le ha dado Juan Macías presentando su caso concreto y luego el debate encendido que se ha iniciado en sus comentarios. Me resulta apasionante que haya gente que se encienda y enfade cuando uno es egoísta y mira para su negocio y su bien personal antes que para el bien de los demás. Hay otros que lo defienden. Casi todos reaccionan desde un enfoque occidental, e incluso donde se aprecian costumbres de nuestro país.

Hay mucha gente por ejemplo que critica la globalización. Hay gente a favor también por supuesto. Me encanta escuchar sus argumentos. Quizá en este sentido, me decanto por estos argumentos que varios economistas analizan: La época de la globalización ha generado la esperanza de vida media en el conjunto de la humanidad más alta de la historia, así como mayores niveles de renta per capita media mundial y alfabetización. Por supuesto hablando de medias siempre hay ganadores y perdedores. Pero estos son los parámetros que mide el IDH. Incluso la desigualdad que en nuestro país es creciente, en el mundo ha disminuido progresivamente según el índice de GINI.

Por mi experiencia personal, normalmente la gente mira primero por si mismo y su circulo más cerca. Luego si acaso se preocupa de su entorno, de su ciudad, su país y por último del extranjero. Obviamente esto es una opinión personal. No obstante, si esto fuera así, el libro y análisis de Christian Felber, La Economía del bien Común lo explica muy bien. Os resumo.

  • El ser humano en su mayoría busca su bienestar y el de los suyos, de forma asegurada y perpetua. Sería su fin
  • En la sociedad que vivimos parece que el medio más inmediato para conseguir este fin es la acumulación de riqueza.
  • Confundimos el medio con el fin, y convertimos la acumulación de riqueza en un fin. Por eso existen tantas guerras y disputas, para asegurarnos el dinero que nos dará el bienestar.
  • ¿Que pasaría si organizaramos una estructura legal y social donde el fin fuera el bienestar global y se premiara esa mutua protección y se gravara con grandes impuestos comportamientos egoístas y acumulativos?

Esta reflexión acaba de nuevo como empezó. En el mundo existen unas reglas y un juego donde cada jugador tiene un fin. Algunos lo tienen más claro, y otros menos claro. Algunos ven unos problemas y otras personas distintos. Algunos colaboran otros no. Algunos quieren cambiar las reglas y otros no. Algunos influyen, otros no. Algunos se benefician y otros son perjudicados sin ninguna oportunidad de cambio. Existe un histórico de datos para analizar y actores con diferentes capacidades mentales y físicas, y por supuesto diferentes situaciones vitales. Algunos entienden más cosas y tienen un acceso a una visión más amplia, y otros menos oportunidades.

Apasionante. Esto es economía: La ciencia que “estudia cómo los individuos o las sociedades usan o manejan los escasos recursos para satisfacer sus necesidades

Y no la confundamos. La economía no es buena, ni es mala. La economía es una ciencia. Es como decir que las matemáticas son buenas o malas. O la física. La ciencia solo explica hechos.

La física y química explicarán lo que ocurre si tiramos una bomba atómica en la luna. Pero la decisión de tirarla o de crear la bomba atómica, no es de la física. Lo mismo ocurre con la economía.

Las decisiones son de individuos. Y las consecuencias las tratará de explicar la economía. La pregunta ahora es ¿Que consecuencias queremos?

Actualización: Otros inspiradores a este artículo:

 

Leave a Reply

Busqueda de Artículos

Usa el formulario de busqueda:


Aún no encuentras lo que buscas? Dejanos un comentario en un artículo y contactaremos contigo!

Lectores

Gracias por seguir los artículos de CanguroRico.com. Puedes suscribirte por RSS en RSS feed.