Ya hace más de 6 meses desde que conseguí terminar mi primer Triatlon de larga distancia (más conocido como IronMan) en Barcelona. El 6 de octubre de 2013, conseguí recorrer los 3,8km a nado, 182km de bici y correr la maratón de 42km en 11horas y 45 minutos del cada vez más famoso Triatlon de distancia IronMan Challenge de Barcelona (Comprado por la marca IronMan hace unos años)

Gonzalo Ruiz Utrillla - Ironman Barcelona 2014

El reto de terminar un IronMan me vino a la cabeza hace unos años cuando conseguí terminar mi primer maratón. Desde entonces he combinado el entrenamiento de las tres disciplinas participando en numerosas pruebas de ciclismo, carrera a pie y triatlon.

Tras 4 maratones más (con mi mejor tiempo en el Maratón de Barcelona 2013 con 3horas 37 minutos), 20 triatlones olímpicos y 1 half decidí intentar el IronMan… y todo salió muy bien. Aunque en abril de 2013 tenía muy buena base de fondo tras haber hecho el maratón de Barcelona, no fue hasta verano, pasando 2 meses en Etiopía, cuando me vino a la mente la idea de intentarlo. Al ver que en ese país no idolatran a Messi, sino a Gebreselassie, empecé a entrenar en altitud aprovechando los casi 3000 metros de Addis Abeba. Al llegar de nuevo a España y tras probarme en distancia olímpica y half, decidí dar el último apretón para estar listo para el Iron Man.

Las últimas semanas fueron tremendas en cuanto a entrenamiento. Lo duro no es el volumen, sino el tiempo de dedicación que alcanzó las 35 horas semanales en los 15 días previos. Salidas de 150km en bici con 15km de carrera posteriores eran comunes, lo que implica madrugar mucho para dejar el trabajo hecho antes de salir a entrenar. Al final, el entrenamiento más importante es el psicológico. Entrenarte para aguantar fuerte mentalmente horas y horas.

Como leí en algún sitio: El IronMan es el entrenamiento. A la prueba vas a recoger la medalla. Y realmente así fue. Aunque duro, el día de la prueba fue bastante llevadero gracias a la afición y la buena organización. Aunque tuve algún percance con el diluvio del segmento de carretera que me hizo pinchar y tener que cambiar la cámara de la bici en plena lluvia torrencial, al final casi agradecí ese parón para descansar un poco. El tramo entre el km20 y 30 de la maratón se hacen también bastante cuesta arriba cuando ya ha anochecido. Pero al final cuando llegas ves que lo has conseguido y realmente es una gran satisfacción. Las similitudes del entrenamiento del IronMan, con la vida emprendedora y la vida en general son enormes, y el aprendizaje que obtienes de ello también. Aprender a conciliar vida laboral, familiar y entrenamiento. Aprender a superarte. Aprender a sufrir, a resistir. Una prueba que antes de hacerla parece épica e inalcanzable, pero que una vez terminada se desmitifica bastante. La inversión en tiempo y sacrificio es muy grande y aún no se que responder cuando me preguntan ¿Merece la pena?. La respuesta está en cada uno.

llegada

1 Minuto después de la llegada intentando sonreir

Tagged with:
 

Leave a Reply

Busqueda de Artículos

Usa el formulario de busqueda:


Aún no encuentras lo que buscas? Dejanos un comentario en un artículo y contactaremos contigo!

Lectores

Gracias por seguir los artículos de CanguroRico.com. Puedes suscribirte por RSS en RSS feed.